Etiquetas

, , , , ,


  Pocas, muy pocas son las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que son verdaderamente independientes y que hacen una labor, digamos, digna.
Son varias, la mayoría, que aunque se califiquen como ONG, reciben subvenciones por parte de Gobiernos, organismos internacionales, lobbys y grandes corporaciones y empresas, trabajando para los intereses de estas, bajo un palio de santidad, haciendo su trabajo sucio.

 “Hace algunos años revisé todos los programas e investigaciones de las ONGs y en una muestra de cien que encontré ninguna tenía como propuesta estudiar el Imperialismo. Sencillamente porque no reciben fondos de Europa o Estados Unidos si tienen en su agenda estudiar el problema clave que es el Imperialismo
James Petras (Sociólogo).

 En 2003 eran varios los proyectos llevados a cabo por ONG’s, un 72%, cuya financiación corría a cargo del Banco Mundial.
 Naciones Unidas, Unión Europea, Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, OTAN, Rockefeller o Bill Gates dan pingues “donaciones” a ONG’s para llevar a cabo “concienciacion mediatica” de causas justas para así tratar de “limpiar” y llevar al gran publico futuras “Intervenciones Humanitarias” y conseguir su apoyo mediante diferentes campañas en distintas regiones y países del mundo para así conseguir sus (siniestros) planes finales.

  “Los mecanismos de fabricación de disidencia requieren un entorno de manipulación, un proceso de presión y la sutil captación de los individuos dentro de las organizaciones progresistas, incluyendo coaliciones anti-guerra, ambientalistas y el movimiento anti-globalización
 Michel Chossudovsky (Economista e Investigador).
 Empezare por una ONG conocida por sus “campañas” a través de Internet, AVAAZ.

 “Avaaz, que significa “voz” en varios idiomas europeos, asiáticos y de Medio Oriente, nació en el 2007 con una misión simple y democrática: movilizar a los ciudadanos del mundo para cerrar la brecha entre el mundo que tenemos y el mundo que la mayoría de la gente quiere (¿?).
…”

Una comunidad transnacional (¿Nuevo Orden Mundial?) que es más democrática, y que podría ser más efectiva, que las Naciones Unidas (¿Mas Efectiva?, puf!).”
Suddeutsche Zeitung, periódico de Munich (Entre paréntesis, comentarios míos).

 Con estas dos frases se presenta AVAAZ a través de su página web en la pestaña de “conócenos”.
 Toda una declaración de intenciones.

 Su creación se remonta a grupos vinculados a George Soros -Financiero, Inversionista y Activista Político (sic)- cuestionando así su “independencia” y campañas llevadas a cabo (Mas de 60 millones de acciones en 4 años).
 Campañas por la Paz Mundial, la protección de los Derechos Humanos, protección del Medio Ambiente (Cambio Climático), mejoras en Sanidad global o lucha contra la Corrupción, conflictos internacionales como Mumbai, el Tibet e incluso sobre Gaza-Israel, todas muy loables y valerosas, si no fuera porque quien maneja los hilos de esta ONG (Y otras), buscan otros fines.

 Su guerrero “activismo” se limita prácticamente a pedir a sus asociados el reenvío de los correos electrónicos que les son mandados o a través de las redes sociales, Facebook y Twiter.
 Tal serio y peligroso es este “activismo” virtual, que en muchas ocasiones es promocionado y apoyado por los mismos que en teoría deberían de sentirse atacados por estas campañas, los lobbys y élites gobernantes.

 “Para mantener su legitimidad las élites económicas favorecen formas de oposición limitadas y controladas con el fin de prevenir el desarrollo de formas radicales de protesta (…) La fabricación de disidencia actúa pues como una válvula de seguridad que protege y sostiene el Nuevo Orden Mundial”.
 Michel Chossudovsky, del libro “Fabricando Disidencia: Globalistas y Élites controlan Movimientos Populares”.

 Pero entremos en sus trasfondos, las tan loables campañas que hacen movilizar a la gente:
-Campaña en materia de transgénicos y cambio climático, en colaboración con Greenpeace.
-Campaña sobre la regulación de medicinas naturales por parte de la UE, en colaboración con Alliance For Natural Health.
-Campaña por la protección de la Amazonia, en colaboración con Amazon Watch.
-Campaña en defensa de las ballenas, junto con IFAW.
-Campaña para proteger a las abejas, junto a la Union Nationale L’Apiculture Francaise.
-………………….

 Como podemos apreciar, todas estas campañas entran de lleno en el campo de la salud y de la ecología. ¿O no?.
 Veamos, absolutamente todas estas campañas y otras referente a estos dos campos, dejan de lado la manipulación genética, atacan las terapias naturales frente a la ortodoxia de las mafias medicas oficiales y por supuesto los problemas de la agricultura clásica o natural y su incidencia en los alimentos.
 Para colmo, siguen con la cantinela y todo el negocio desarrollado (Bonos de emisión de CO2, energía nuclear frente a combustibles fósiles, etc) alrededor de SU “Cambio Climático” o de los engaños de la gripe A o el Sida.

 

 Campañas tales como “Felicitaciones Obama: Trabajemos juntos por el cambio”, con frases tales como Una respuesta global esta transformando esta ocasión, en un momento de unidad y reconciliación entre los EE.UU. y el mundo, evidencian la NO tan independencia con la que AVAAZ se hace vender.
 Miembros del Partido Demócrata como Bill Clinton, Al Gore, George Soros, la Chatham House (Un organismo de estudio sobre asuntos internacionales), colaboran y lo hicieron y donaron grandes cantidades de dinero a esta ONG en sus comienzos, organizaciones tales como la Open Society Institute, de George Soros (Financió igualmente a organizaciones tales como Amnesty International, Human Rights Watch, International Crisis Group y muchas otras).
 Con tales compañeros de viaje y financiadores, no es de extrañar, que las campañas que llevan a cabo, digamos, no sean trigo limpio.

  “Si las recomendaciones de la comisión sobre Gobernanza Global se aplican llevarán a todos los pueblos del mundo a una Comunidad Global dirigida por una burocracia de alcance universal bajo la autoridad directa de un puñado de personas designadas a dedo y un brazo ejecutor integrado por miles de individuos pagados por unas ONGs acreditadas que apoyen determinado sistema de creencias. Por muy increíble e inaceptable que resulte para mucha gente”.
 Daniel Estulin, en su libro “La verdadera historia del Club Bilderberg”.

  En cuanto a las campañas llevadas a cabo por AVAAZ centradas en “conflictos bélicos”, es ahí donde esta organización no gubernamental trabaja verdaderamente para seguir las directrices de quien esta detrás, disfrazándolas de humanitarias.

 En el año 2008, AVAAZ bajo el llamamiento “Petición urgente demandando un cese al fuego inmediato en Gaza”, equiparaba el conflicto entre Gaza e Israel como el de dos ejércitos igualmente desarrollados que perjudicaban a sus respectivas poblaciones civiles.
 Para esta ONG, los bombardeos sobre Gaza por parte de Israel en los que provocaba cientos de victimas civiles, eran proporcionales y de igual numero a los que producían los palestinos sobre la población israelí.
 Estos ataques de Israel a Gaza provocaban 400 muertos civiles palestinos, mientras que los ataques con cohetes provenientes de la franja de Gaza sobre “suelo” israelí, era de 4 civiles muertos.
 Estos datos nunca fueron difundidos por la ONG a sus colaboradores y peticionarios para que firmaran tal campaña.

 En el año 2011, AVAAZ pone en marcha la campaña para recoger un millón de firmas para hacer una petición a la ONU, bajo el siguiente titulo: “ONU: Cierren el espacio aéreo en Libia”.

 El cuerpo de la carta decía:
 “Estimados delegados del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas:
Pedimos que aprueben inmediatamente una resolución que establezca una zona de exclusión aérea en Libia para detener los bombardeos aéreos contra la población civil y poder restaurar el acceso de vuelos humanitarios en el espacio aéreo de este país. También deberían adoptar otras medidas adicionales urgentes como el reconocimiento formal del Gobierno provisional y la neutralización de las transmisiones de información que incitan a la violencia por parte del régimen. La acción internacional es vital para detener el derramamiento de sangre en Libia”.
Ante tal misiva de amor y paz desbordante y totalmente “apolítica”, esta ONG exige bajo la llamada “zona de exclusión aérea” (Otras “zonas de exclusión aérea” fueron detonantes de bombardeos indiscriminados por parte de organizaciones y países, provocando elevadas victimas civiles como en Yugoslavia o Iraq) la intervención armada internacional para derrocar a un líder que hace poco tiempo era agasajado por todas aquellas “potencias” occidentales, y armar a su vez a una supuesta resistencia libia, que como es bien sabido estaba llena de luchadores de la libertad mercenarios, pagados por esas potencias occidentales.
 Se cambio a un “satrapa” con amplias leyes sociales, por un gobierno títere en manos de multinacionales y “potencias” extranjeras con la escusa de proteger al pueblo libio, lo que provoco multitud de victimas civiles gracias entre otras, a la ONG.

 Al igual que esta campaña, se están dando otras pidiendo lo mismo en Siria, en el que las supuestas fuerzas de resistencia masacradas por el “regimen” son financiadas por organismos internacionales, ONG’s y Gobiernos y sus liberadores son mercenarios pagados por éstos.
 En este enlace, se puede visionar un video de un miembro de AVAAZ sobre lo que sucede en Siria. En él, se lee claramente: “…Mas de 600 de los nuestros ya han sido asesinados…”.
 Curiosa forma de posicionarse frente a una situación en la que solamente se oye por los Medios de Comunicación masivos, el punto de vista que interesa. SU punto de vista.
 Esta vez, la campaña es en busca de donativos que se pueden aportar. Eso si, no sabemos si éstos serán para comprar medicamentos o armas para los mercenarios que disparan sobre la población civil.

 Sobre la situación en Irán, AVAAZ, ya manipuló a la opinión publica internacional en el año 2010 con la campaña “Salvar a Sakineh!” bajo una falsa acusación por la que Sakineh fue condenada a la muerte mediante lapidación por adulterio, cuando en este país no se dictan sentencias condenatorias por esta causa, y menos aún existe la lapidación, abolida por la Revolución Islámica.
 Por lo que realmente se condeno a Sakineh, fue por el asesinato de su marido y no por adulterio que ni fue juzgado por eso, en Irán no se dictan condenas por este echo, ya que la ley establece una serie de condiciones casi imposible que se den, como por ejemplo, que tiene que haber 4 testigos en el preciso momento en que se comete tal echo.
 Tal campaña fue promovida por el ensayista francés Bernard-Henry Levy con un texto que verdaderamente llamaba a la agitación humanitaria: “El caso por adulterio de sakineh es una trágica farsa repleta de violaciones de los derechos humanos. Primero fue sentenciada a la lapidacion pero el Gobierno irani se vio forzado a revocar la sentencia ante el revuelo internacional (. . .) Luego su abogado se vio obligado al exilio y la fiscalia presentó otra acusación fraudulenta que la condenaba de nuevo a la pena de muerte: el asesinato de su marido”.
Pues bien, como ya he dicho antes, esta campaña esta llena de mentiras, ni lapidación, prohibida por la Revolución, ni falsa acusación fraudulenta contra Sakineh en la que también esta involucrado su amante por asesinato, ya que solo se la juzgo por este crimen, y en cuanto a su abogado defensor, Javid Hustan Kian, era un impostor, ya que Sakineh nunca puso su defensa en sus manos ni le conoce, y es miembro de los Muyahidines del Pueblo, organización terrorista financiada por Israel y por neoconservadores, razón por la cual, se vio obligado a salir de Irán.

 En definitiva, las campañas llevadas a cabo por AVAAZ en pro de los derechos humanos o la naturaleza y demás, lejos de ser altruistas y beneficiosas para los que en teoría van dirigidas, están marcadas por los intereses de quienes financian tal ONG, entre otros George Soros, Res Publica, MoveOn, Open Society Institute, Proyect Syndicate, … etc, que también financian a otras ONG’s, tales como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Transparencia Internacional, Albert Einstein Institution, Reporteros Sin Fronteras o la ecologista GreenPeace.

 Fuentes consultadas: DiscoverySalud, RedVoltaire, Avaaz, …

Anuncios