Etiquetas

, , , , , , , , , ,


 Todos los partidos representados en el Congreso y Senado, se reparten cada 3 meses en subvenciones 20 millones de € cada vez, 80 millones al año, 320 millones cada legislatura de 4 años.
Las asociaciones vinculadas a un partido parlamentario, caso de FAES o Alternativas, PP y PSOE respectivamente, o ligadas a otros, 500 mil € al año.
CCOO y UGT, mas de 11 millones este año 2012.
CEOE, mas de 400 millones al año.
Comunidades Autónomas, solo el año pasado, mas de 86 mil millones de €.
Senado, mas de 50 millones en mantenimiento, sueldos y a senadores, dietas y demás.
Iglesia Católica, unos 10 mil millones.
Otras religiones, incluyendo apostatas, 6 milloncejos de €.
Casa Real, 8 millones de €.
Todo esto, con cargo a los presupuestos del Estado.

 Aparte de ayudas a Bancos, Eléctricas, grupos de Opinión (Prensa), Amiguetes, que pueden llegar a los 150 / 200 mil millones este año, la cifra es una minucia.

 Indignados, robados, estafados, estamos todos.
 Ahora bien, que queremos, ¿Un quitate tu para ponerme yo? O volver a nacer, esto es, empezar de 0, sin tapujos ninguno, siendo Libres y no esclavos.
 La primera opción es bien fácil, es acudir a las concentraciones de aquellos que viven subvencionados dando la espalda al Pueblo, aunque este reniegue de ellos. Siempre se llevaran las manos al pecho por haber sacado a la calle a millones de personas a protestar, aunque solo unos miles estén con ellos, y nada, nada, cambiara.
 Podrán regular en algún punto el Gobierno de turno, pero te la meterán doblada por otro sitio.

 O se puede optar por la segunda opción, lo que es una Resistencia en toda regla, y es bien fácil.

 En el primer camino, solo tendrás regulación de un paso y represión por distintos medios. Y créanme, a CCOO y UGT, no les abrirán la cabeza ni les multaran. Sera al minero, al bombero, al estudiante, al profesor, al sanitario o incluso al policía, al que le harán sangrar.

 La segunda opción, la Resistencia, esto es, ser consecuente con lo que uno piensa, ve y siente.
 Es dormir satisfecho cada noche. Es levantarte Libre cada mañana.
No tiene trucos, es solo seguir las pautas.

Resistencia por Tu Libertad.

 No ahondare en temas específicos, ya habrá otras partes en las que hincare el diente en todas las cuestiones.
 Simplemente, pondré sobre la mesa, las pautas a seguir, a hacerles daño, a que sientan miedo, joder al poder.

 -Si te sientes estafado o robado por los bancos, saca tu dinero de ellos. No hace falta que vayas a la ventanilla y anunciar a los cuatro vientos que no quieres nada con esos usureros, simplemente, si posees una tarjeta, ves sacando en el cajero todo tu dinero de la cuenta.
 Si tienes domiciliado los recibos, como por desgracia te han impuesto, un día antes enterate de cuanto es el importe, y lo ingresas en ventanilla, ni un céntimo mas que el importe de tal recibo.

 -Consume si tienes para hacerlo, en los pequeños comercios, en los mercados de puestos, los de toda la vida, compra legumbres y fruta sobre todo.
 No consumas marcas conocidas que se anuncian en los medios, lee las etiquetas, exige productos frescos, sin congelar ni envasados al vacío.
 Bebe agua depurada o en el peor de los casos, embotellada, nunca del grifo si no es tratada antes.
 Huye de los establecimientos de comida rápida, de la leche de soja o de vaca, si no es así, la mas entera que haya, y por supuesto de la de soja, nada de nada, así como sus derivados, es soja transgénica y mala para la salud.

 -No consumas en grandes tiendas o grandes almacenes. El Corte Ingles, Carrefour, Alcampo, Eroski, incluso Mercadona, todos, todos, están hundiendo al pequeño comercio, comprando al productor ingentes cantidades a precio de miseria, leche, frutas, legumbres, arruinando a agricultores y ganaderos y marcando los precios e impidiendo al autónomo, a las pequeñas tiendas el poder sobrevivir.

 -No compres ropa de moda hechas por mano de obra esclava.
 Huye de todas esas marcas que tratan de imponerte.
 Compra en pequeñas tiendas o boutiques que trabajan con pequeños stock, fabricado por ellas mismas o en España.

 -No consumas su prensa, su televisión, su radio, su música, rescatadas al igual que los bancos con tu dinero.

 -Trata de no consumir sus medicamentos, -sobre todo en personas mayores o gente que necesite medicarse es difícil el auto obligarse a no hacerlo- pero tu salud lo agradecerá.
 Los productos de herbolario o naturales, es cierto, son mas caros, pero hay casos que cunden mas y ofrecen muchas mas mejoras en nuestra dolencia.
 Todo es probarlo, probar y si no os va bien, pues que remedio, demos de comer a la farMafia.
 Pero sobre todo, al evitar consumir sus medicamentos, evitamos mas química en nuestro cuerpo, y éste, nos lo agradecerá.

 -Si estas harto de que Telefónica pague a ladrones y estafadores, lo tienes bien fácil, borrate.
 Cambiate a otros operadores, que te seguirán timando, o mejor, deshazte del teléfono móvil.
 Hemos estado toda la vida sin depender de un terminal móvil y ahora nos han hecho esclavos de ello. Dejalo, deshazte de él, tu salud, y tu, lo agradeceréis, aparte de que es mas agradable hablar con alguien cara a cara, que no ver a tu alrededor autómatas dependiendo de una maquina.

 -Si estas harto de que te suban la luz, no consumas su energía.
 Este tema es mas peliagudo, aunque si se es muy manitas, te puedes construir una pequeña maquina para producir tu propia energía, energía libre. O comprar un equipo.
 (En la parte en la que detallé el tema de la Energía y demás, ya pondré información de a donde recurrir para la fabricación de motores).

 -No pagues impuestos. Si no te ofrecen los servicios que tu requieres, que tu necesitas, te quitan la obligación de pagar lo que no recibes. Ni un duro a sus arcas. Insumisión Fiscal.

 -Si tienes el lujo de poseer una vivienda o un terreno en el campo, vuelve a él, huye de la ciudad. Ponte a trabajar la tierra, vuelve a utilizar tus manos, vuelve a utilizar tu corazón.

 Estos son solo unos ejemplos, hay mas, muchos mas. Ya ahondare en todos y cada uno de los campos. Simplemente es cortarles su financiación, su oxigeno.
 Nos obligan a adoptar economías de guerra y de posguerra, pues adoptemoslas nosotros antes. Hay que adelantarse a sus movimientos.
 Cuando el enemigo este desconcertado, moverá ficha, y sera definitivo.

 F.P.R.

Anuncios