Etiquetas

, , , , , ,


 A menudo la historia se escribe con renglones torcidos. En momentos como el actual, es inconcebible que sucedan estas cosas.  Por si alguien albergaba alguna duda: Adiós a la oportunidad de autosuficiencia energética. Las políticas actuales son una concesión de la gestión de escasez a los oligopolios para recomprar la energía fuera y revenderla, con una dependencia absoluta del exterior. Una hipoteca “sin sentido” a favor de los oligarcas globales.

 España quiere seguir quemando petroleo y dependiendo de la energía nuclear.

 Mientras los grandes medios de comunicación se reparten los despojos del festín que les supone el fallecimiento de la “antaño” sólida clase media española, olvidan hablar de los pequeños grandes héroes del verdadero escenario del pueblo :los ciudadanos.

  En este caso se trata de un alcalde que implicado con absoluta devoción al bienestar de su comunidad y en aras de solidarizarse con los problemas de su pueblo: Alburquerque, hace más de 100 días que decidió declararse en huelga de hambre y peregrinar hacia Madrid para protestar por la situación absurda de retirar las inversiones y las innovaciones en los proyectos de autosuficiencia energética en España . todo ello ante la estupefacción de la prensa internacional que no para de hacerse eco de la torpe decisión de España de darle la espalda por completo a cualesquiera proyectos de auto-abastecimiento energético.

 Der Spiegel, The Independent, el diario Página 12 de Argentina, The Times of India, el canal HispanTV de Irán y otros muchos se han hecho eco de la lucha que mantiene desde hace 80 días Ángel Vadillo, según informa la web “Energías Renovables”. El alcalde extremeño reclama las ayudas al sector de las renovables, un sector que proyectaba hasta cinco centrales termo-solares en Alburquerque, cuya tasa de desempleo supera el 40%, y que han sido han sido suspendidos tras la primera reforma energética que emprendiera el gobierno Rajoy, el pasado mes de enero.

 La empresa Naturener tenía prevista la construcción de esas cinco plantas (250 MW en total) en Alburquerque hasta que el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, decidió cambiar las reglas del juego y suprimió, por Real Decreto y sin diálogo alguno, todos los incentivos a las energías renovables. Unas energías que no han alcanzado el mismo grado de desarrollo que las tradicionales y que no pueden permitirse el lujo de prescindir de los incentivos económicos que contemplaba la norma anterior, aprobada por los gobiernos socialistas de José Luís Rodríguez Zapatero, cuyo fin no era otro que promover el desarrollo de esas tecnologías hasta alcanzar el nivel de competitividad sin ayuda. Soria no hizo distingos entre unos y otros tipos de energías y el 27 de enero acabó con el un modelo de incentivo a la implantación de energías renovables que no solo había fructificado en forma de más de 21.000 megavatios eólicos o casi 5.000 fotovoltaicos, sino que, además, era considerado modélico en medio mundo.

 Como cuenta Energías Renovables, entre los perjudicados por la entrada en vigor del RDL 1/2012, se encuentra Alburquerque, un pequeño municipio pacense que vio cómo, de la noche a la mañana, se esfumaban todos los proyectos hasta entonces apuntados, proyectos que conllevaban, según su alcalde, una inversión de mil millones de euros y la creación de 820 puestos de trabajo directos.

 Ángel Vadillo no se quiso conformar y se fue caminando a Madrid (400 kilómetros a pie) para reclamar en persona una solución que no encontró, por lo que decidió una huelga de hambre que cumple hoy 81 días. “Una huelga probablemente incómoda para muchos de los actores clave de la política energética española, una huelga que quizá por eso sigue siendo ignorada por la mayoría de los medios de comunicación de masas españoles, muy pendientes ellos de las movilizaciones mineras y funcionarias, pero casi completamente opacos a la reivindicación de Vadillo, alcalde además ninguneado por el mismísimo presidente del gobierno extremeño hace unas semanas, cuando en su televisión pública –Canal de Extremadura– se refiriera a él como alguien en Madrid”, cuenta en su web Energías Renovables.

 Vadillo, según cuenta la citada web, sigue “sin dar crédito a que el gobierno español, teniendo la tecnología y la mejor calidad de radiación solar, haga exactamente lo opuesto a lo que necesitamos como país”. Según el alcalde de Alburquerque, la política del ejecutivo que lidera Mariano Rajoy “nos está dejando recortes y recesión cuando podríamos estar invirtiendo en un sector de futuro que generaría empleo y riqueza”. En un comunicado hecho público el pasado viernes, el munícipe extremeño resaltaba por otra parte la falta de carácter negociador del ministro de Industria: “cuando comencé la huelga de hambre, el ministro Soria me recibió durante una hora, en la que sólo hablé yo; fue prácticamente un monólogo y él se limitó a decirme adiós, como si no me hubiera escuchado”. Vadillo, que solo consume agua y miel diluida desde hace ya 81 días, ha perdido 25 kilos de peso y cinco centímetros de masa muscular, según nota de prensa del gabinete de comunicación de la alcaldía de Alburquerque recogida por Antonio Barrero en Energías Renovables.

 Mientras, en Alburquerque cada día, a las diez de la mañana, hay concentraciones de vecinos en señal de apoyo a su alcalde. Las concentraciones también tienen lugar –cada día, a las once de la mañana– a las puertas del ministerio de Industria, Energía y Turismo, donde los congregados son funcionarios del propio ministerio y del anexo de Economía y Hacienda.

 Y es que corren malos tiempos para las energías alternativas. El problema no es técnico ni científico, sino de voluntad consciente.

 En el mismo sentido, hoy Jueves 20 de septiembre leemos:

 “La multinacional Gehrlicher, que lleva al menos dos años promoviendo un gran parque solar en Extremadura, difundió ayer un comunicado en el que declara que “el impuesto del 6% por megavatio hora producido nos hace cuestionarnos qué sentido tiene todo el trabajo y esfuerzo dedicado a la megaplanta fotovoltaica de Talaván, que inyectará a la red 360 MWp sin ningún tipo de subvención económica y sin contaminar el medio ambiente, y nos obliga a reformular el modelo financiero que teníamos previsto para alcanzar las tasas de rentabilidad que queremos ofrecer a nuestros inversores”. Gehrlicher asegura que la Tasa Soria del 6%, “unida a las anteriores penalizaciones que ha sufrido el sector FV, está generando una tremenda inseguridad financiera y huida de capital extranjero”.

 ¿Es necesario socavar las bases del futuro de autosuficiencia energética?

 No olvidemos que España era pionera en el sector de energías alternativas hasta 2010, con un prometedor futuro de auto-abastecimiento energético hasta la promulgación de las medidas del RDL 1/2012, cuyo texto enlazamos para los que deseen profundizar en la cuestión.

 Fuentes: Energía Renovable , Starviewer

Anuncios